Arturo Guerrero




4

El problema sigue siendo que pintar en el entretanto, encontrar un tema cuando se acaba el anterior. Reinventarme cada cierto tiempo, en el mismo cuarto, en el mismo espacio del estvdio. Escrutar mi alma es lo complicado.

Si pienso en como pintaba cuando tenía veinte o treinta años me asombro a mi mismo. Ahora todo me resulta más complicado y difícil. Hace años tenía una inconsciencia que supongo era una virtud, y que ya me gustaría tener ahora. Paralizado, es como a menudo me siento ahora, si, esa es la palabra. Nunca había dado tantas vueltas por el estvdio sin saber que hacer como hasta ahora. No es que que pinte peor, al contrario, pero darle la vuelta y la vuelta a las cosas no tiene fin. Con la edad me han llegado las dudas aunque por otro lado, la reflexión hace que mi obra sea, no voy a decir ni más madura ni mejor, pero sí más pensada. Que tonterías estoy escribiendo.

*